musiic o,o/

l

domingo, 11 de enero de 2009

Un despertar

Capitulo 2

Cecil

Me desperté con un sobresalto, me senté en la cama, ya era de mañana… ¿otra vez? ¿Me había perdido en mis pensamientos de nuevo? Eso no era sorpresa me pasaba a menudo, cuando un día se me hacia demasiado difícil de soportar, ya sea por el tedio, el aburrimientos o por no poder soportar a una “cierta personita”, me hundía en mis pensamientos y cuando me daba cuenta ya me encontraba en otro lugar… lagunas mentales así les decía yo.

Pero…. ¿Por qué había ocurrido?, el día de “ayer” no me había empezado tan mal, trate de hacer memoria… ¿Qué era lo ultimo que recordaba? .A ella a mi amado ángel molestándome a Cecil… si eso era lo ultimo que podía recordar…

− Cecil…− dije y apenas hice eso sentí un increíble dolor en mi pecho acompañado de un vacío y soledad inmensos.

No se por que pero siento que algo malo ha sucedido. Salto de mi cama comienzo a vestirme sin darme realmente cuenta de lo que me pongo y salgo corriendo de mi departamento en busca de “algo”.

No se que es lo que busco pero la sensaciones vacío y soledad no me abandonan, corro sin darme realmente hacia donde me dirijo…

− Diablos… se me olvido que estamos en invierno − digo agitada mientas coloco mi mano sobre mi pecho tratando de regular mi respiración, no me había dado cuenta del frío que había y se me había olvidado el suéter ahora tenia frío y mis pulmones me ardían.

Volteo a ver a mi alrededor y entonces caigo en cuanta de donde me encontro… ¡Es su casa! Pero en ella había algo diferente…No entiendo por que pero tengo la necesidad de entrar.

Apenas toco la puerta y esta se abre sin el mayor esfuerzo, en ese instante me doy cuenta de que ya no siento soledad o vacío si no que estos sentimientos han sido remplazados por la ansiedad; todo adentro de la casa se encuentra en absoluto silencio…

− Buenas tardes − ¿o eras días? A quien le importa… necesito saber que pasa dado que la ansiedad no me deja en paz.

Mi saludo es “contestado” por un sosollo lastimero, lo comienzo a seguirlo entonces encuentro a varias personas reunidas ahí, todas ellas tristes y vestidas de negro pero… ninguna de esas personas era ella.

Me despierto con un sobresalto, escucho el timbre estaba en la escuela…

¿Qué día era? ¿Que había sucedido? Pero mas importante aun ¿Dónde estaba Cecil? Me levanto y volteo en busca de su mirada, y ahí se encuentra con una sonrisa en su cara de ángel, sosteniendo mi mirada de rubí con la suya de zafiros. En ese momento sentí un alivio inmenso todo había sido un sueño.

Una gota de sudor cae en mi mano, toco mi frente estaba helada y sudando frío, saco mi reloj de bolsillo y veo la hora las 10:00 eso quería decir que me había quedado dormida en clases…que novedad…

Agarre mi mochila busque algo de dinero y me dispuse a ir a lavarme mi cara necesitaba relajarme, además era hora del almuerzo y mi estomago me lo recordaba de forma muy peculiar…

− Eli − me llaman a mis espaldas por una voz inconfundible para mí

− ¿Qué pa…− estaba volteando a verle cuando sentí un golpe en la cabeza… me había arrojado una bola de papel…− ¡Cecil! − le grite mientas ella me alcanzaba − ¿puedes dejar de hacer eso? − le dije cuando ella ya se encontraba a mi lado

− Te lo mereces es culpa tuya…. − me responde asiendo un puchero ¿y ahora que había hecho yo?

Le miro de una forma que se ve claramente que no se de que habla

− Te vas así como si nada, y ni preguntas si yo quiero acompañarte o algo así… − me reclama aun en su rabieta

Le sigo viendo confundida, no veo hacia donde va esto

− ¿Estas molesta conmigo? O ¿que te pasa? Últimamente estas tan evasiva conmigo…− me suelta de golpe y se posiciona delante mío impidiéndome el paso.

Esa pregunta de verdad me tomaba por sorpresa… no le conteste y comencé a observarla fijamente. Ella era de mi estatura 1.60, una estatura promedio, su tez al igual que la mía era blanca como la porcelana, pero a diferencia de mi su cuerpo era delgado y frágil como el de una bailarina de ballet y estaba lleno de una gracia increíble, su presencia poseía una clase de superioridad sin llegar a ser egocentrismo, su cabello era castaño claro y liso, el mío es castaño oscuro y era ondulado, pero tal vez lo que mas me gustaba de ese ser angelical, era esa mirada de zafiros, sus ojos eran tan azules que incluso podría parecer ciega, en fin era un milagro en la tierra.

¿Qué es lo que ha dicho? ¿Qué si estoy molesta con ella? ¿Cómo un ser como yo podría molestarse con un ángel como ella?

− No te entiendo − digo seriamente mientras la veo directamente a sus ojos

− so… solo preguntaba…. − tartamudeo y se sonrojo, que linda se veía − no me veas así… me intimidas

− ¿“así”? ¿A que te refieres? − le pregunto y sentí como se frunció un poco mi ceño

− Con esos ojos …. − me respondió mientras desviaba su mirada de la mía.

“esos ojos” esas palabras tuvieron un impacto en mi mente… a diferencia de ella y del hermoso color azul que poseían sus ojos … los míos mas bien parecían tener el color de los de algún demonio.

El color de mis ojos eran carmesí y eso era algo genético en mi familia, esta mirada había pasado de generación en generación durante cientos de años. Cuando era pequeña solía usar pupilentes para que se disimularan no era que me avergonzara de ellos pero… servían para que no me molestaran tanto, aunque para mi desgracia durante una excursión caí al agua y ahí se fueron mis pupilentes y vinieron los rumores de la “niña con ojos color de sangre”.

Ahora no solía usar pupilentes dado que ya no podía… de pequeña el color de mi ojos era menos intenso un ligero tono rojizo que era fácil de disimular con los pupilentes adecuados y volverlos cafés, pero con el paso de los años fueron tomando mas el color rojo asta dejarlos de un carmesí bastante fuerte y ahora cuando me ponía pupilentes parecía naranjas….

En vez de eso solía usar lentes oscuros la mayoría del tiempo cuando salía o cosas por el estilo dado que aunque no me avergonzara de ellos la mayoría de los humanos temen o discriminan lo que es diferente a ellos. Estos ojos eran una herencia de mi ilustre familia y por lo tanto un privilegio, eran bastantes útiles para intimidar a las personas o convencerlos ese también había sido otro regalo heredado que venia con el color de ojos , la manipulación….

− lo siento son los únicos que tengo − le contesto algo enojada, ella sabe que ese tipo de comentarios no son de mi agrado

− Eli lo siento no quise… no me refería a eso − dijo con la mirada gacha

− No hay problema Cecil pero… − mis palabras fueron interrumpidas por el reclamo de mi estomago mas que enojado. Me sonroje y ella comenzó a reírse.

− Bueno creo que será mejor que alimentes a ese mostrito o si no podrías atacar a alguien − me dijo y siguió riendo

− ¿Sabes que tu eres la mas cerca? − le dije en tono burlón y acompañe su risa

− Corro y no me alcanzas − me dijo desafiándome

− ¿Quieres ver que si? − dije amenazante

Hecho a correr y yo le seguí de cerca mientras nos acercábamos a la cafetería


Continuara....

Nota de la autora: bueno espero que les guste este finc lo que les adelanto es que va a ser algo largo y un poco lento dado que quiero que se entiendan todos los problemas que tienen cada una de ellas y todo eso espero que me tengan paciencia XD

2 comentarios:

nancy y sus cosas dijo...

Me gusto mucho tu fic pero porfavor no te tardes tanto me encanta leer y quisiera seguir esa historia que tienes en tu cabeza estare esperando tu proximo capitulo

Daga dijo...

Hola! A mi tambien me gusta escribir, y la verdad es que tu historia me esta gustando mucho, espero que pronto tengamos mas!
Un beso
Daga